Los índices de ocupación han ido en aumento en España desde que empezó la crisis en 2008, llegando actualmente a las 90.000 viviendas ocupadas, además la pandemia por el COVID-19 ha generado más casos de ocupación de viviendas y locales en todo el país. Por eso, creemos necesario tratar el tema de alarmas antiokupas.

Estos datos preocupan, sobre todo, a los propietarios de segundas viviendas o de viviendas de vacaciones, más susceptibles a ser ocupadas y que demandan sistemas de seguridad que aseguren su tranquilidad.

Uno de los sistemas que se usan para evitar okupas en nuestras viviendas es el de poner una puerta acorazada Fichet o puertas acorazadas Continox que impiden a los okupas forzar la puerta pero a veces no es suficiente ya que pueden entrar por las ventanas.

Alarmas anti okupas: la mejor forma de evitar una ocupación

Cualquier alarma para el hogar que esté conectada a una CRA (Central Receptora de Alarmas) estará protegida antes la ocupación y se puede considerar una alarma antiokupa. El proceso es el siguiente:

  1. Los detectores de la alarma alertan de una entrada no autorizada
  2. La central receptora de la empresa de seguridad recibe el salto de alarma e imágenes de la propiedad
  3. Se avisa al propietario de lo que está ocurriendo
  4. Si se confirma el allanamiento, se llama de inmediato a la policía y se procede al desalojo de los okupas como de cualquier otro ladrón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlamar Servicio 24h