¿Estás de reformas, quieres introducir una nueva puerta o cambiar la cerradura de las que tienes? En este post te explicamos los tipos de cerraduras de puertas que existen para que decidas cuál es el mejor sistema de cerramiento para ti.

Principales tipos de cerraduras

De manera básica, podemos clasificar los tipos de cerraduras de puerta en función de dónde van a ir colocadas: en puertas interiores o exteriores. Es en estas últimas donde debemos apostar todo por la seguridad.

Aun así, hay muchas otras formas de clasificarlas y es interesante hacerlo para conocer sus principales beneficios.

Se pueden clasificar los tipos de cerraduras para puertas en varios grupos:

Cerraduras de empotrar

Van dentro de la puerta y su sistema de cierre se encuentra en el lado interior del propio marco. Para dotarlas de seguridad pueden funcionar solo con el pestillo -abriéndose únicamente desde el interior-, con este sistema acompañado de uno o más cierres (habitual en puertas de exterior); con el sistema de resbalón igualmente más cierre y seguro, y con mecanismo antipánico en el nivel máximo de seguridad.

Cerraduras de superficie o se sobreponer

Éstas se atornillan en la parte interior de la puerta y el sistema de cerramiento se encuentra ubicado en el marco derecho de la misma. Se usan mucho para cambiar cerraduras empotradas viejas ante la falta de modelos que encajen en los huecos que dejan. También aquí se ofrecen varios sistemas de seguridad.

Cerraduras multipunto

Es uno de los tipos de cerraduras para puertas más seguro porque cuenta con distintos puntos de anclaje. El número de ellos va a depender directamente del modelo que elijas.

Cerraduras en forma de cilindro

Se trata de un sistema de cerramiento muy sencillo de utilizar que va integrado en la puerta y solo se puede abrir con llave.

Tubulares

Las cerraduras tubulares son uno de los tipos de cerraduras más usados en los baños. La puerta se abre y cierra con una manecilla, pero en su parte interior (la que daría para el baño) hay un pequeño botón que al accionarlo cierra completamente la puerta para que no se pueda acceder desde el exterior.

Cerrojos

El cerrojo es uno de los tipos de cerraduras para puertas más viejos que existen y se siguen usando. Se atornillan a la parte interior de la estancia para evitar que otras personas puedan acceder a esta mientras el cerrojo se encuentra pasado.

Invisibles

Las cerraduras invisibles son de las más nuevas en el mercado. Funcionan mediante un control remoto. Su seguridad reside en que es imposible forzarlas debido a que los amigos de lo ajeno no pueden acceder a ellas para manipularlas. Se usan en combinación, generalmente, con las cerraduras cilíndricas.

Cerraduras electrónicas

También son llamadas cerraduras digitales y son las más innovadoras del mercado. Este tipo de cerraduras para puertas estamos acostumbrados a verlos, sobre todo, en hoteles.

Hay distintas maneras de abrir las puertas con cerraduras electrónicas: a través de una clave numérica, con huella digital, tarjeta, etc. Una cuestión interesante es que este tipo de cerraduras para puertas pueden detectar un intento de vulneración y bloquearse para ofrecer un mayor nivel de seguridad.

Cerraduras de gorjas

En su momento fue uno de los tipos de cerraduras para puertas más utilizados hasta que llegaron al mercado las cilíndricas. No son las más recomendables dado su propio mecanismo, que no resulta tan seguro como el de otros sistemas de cerramiento para puertas que te hemos presentado.

¿Ya tienes claro qué tipo de cierre para puertas quieres usar? Recuerda que, si no eres o tienes un manitas al lado, vas a necesitar un cerrajero. Asegúrate de comparar para obtener los mejores precios y la máxima calidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Call Now ButtonLlamar Servicio 24h